678600698 hola@ninirola.com

Este post va dirigido a profesores y directores de centros que crean en «el cambio educativo».

Sólo decirles a todos, que es posible, parece que no, pero sí que es posible. Hoy quiero transmitiros la importancia de la usabilidad de vuestro centro y también de vuestras clases. En el mundo del marketing es muy importante la usabilidad de una página web. Es decir, queremos que los clientes terminen comprando y clicando en el botón de añadir al carrito. En el caso de los centros educativos lo que queremos es que los padres (clientes) conozcan nuestro valor destacado y vengan a nuestro centro. Esta usabilidad del centro educativo nace como una de las ramas del marketing educativo.

Señor docente, o señor director, cuando terminen de leer este post, usted podrá iniciar un cambio educativo en su centro o en su aula. Yo también estuve ahí, en su lugar, cuando empecé a ejercer en la docencia me di cuenta de que todo estaba obsoleto. Seguía enseñando los cambios de unidades como una escalera en la que como al subir cuesta más que bajar, se dividía… No podía creer que no había evolucionado nada. Al principio me dije, perfecto, esto lo controlo y sé enseñarlo. Pero posteriormente vi que a los chicos les costaba mucho. Estuve buscando por Internet como podía modificar mi forma de enseñar esa parte de las matemáticas y di con un método que me gustó mucho. Lo puse en práctica y me funciono mejor. Pero el problema es que ese método no lo controlaba al 100%. Esto significaba que para la próxima vez tenía que estudiármelo. Sí, sí, un profesor estudiando los cambios de unidades, por Dios, ¡que locura! No es eso, es un profesor estudiando la forma de explicar los cambios de unidades. Y para el año que viene ya he aprendido de mis errores de este año y voy a mejorarlo. Llevo tres años estudiando cómo mejorar la forma de explicar el cambio de unidades.

Diréis… ¿Toda esta batallita por qué nos la cuenta este profe? Pues muy sencillo. El marketing educativo significa llegar a tus clientes con tu producto. En este caso mis clientes son mis alumnos. Mi producto era el cambio de unidades en matemáticas. Les costaba entenderlo y cambie el canal de venta, que era la explicación. Mejore la forma de enseñarlo para que le resultará más atractivo. Y funcionó. Conseguí que a mis clientes les gustara mi producto. El marketing educativo en mi clase había funcionado.Micro cambio educativo

Mi centro tiene casi 100 años de historia. Podía decir que me sentía orgulloso de haber cambiado una tradición centenaria en el sistema educativo de mi centro…. Jeje. Ya sé que me he pasado, pero me sentía muy orgulloso de mi cambio. No era un cambio educativo grande, pero era un cambio educativo, y cuando estaba escribiendo este post decidí llamarlo «micro cambio educativo «. Está claro que no he conseguido un cambio del sistema educativo, pero… ¿y si cada profesor pensara en cambiar una forma de enseñar algo de cada materia de su centro? ¿Y si cada uno de los que leen este post estuvieran preocupados por enseñar de forma diferente en su centro e hicieran un micro cambio educativo? Al final entre todos sí que conseguiríamos un cambio en el sistema educativo.

 

 «¿Y si cada profesor pensara en cambiar una forma de enseñar algo de cada materia de su centro? Conseguiríamos un verdadero cambio educativo «

Ahora hablaremos de los 7 pasos para conseguir un micro cambio educativo. Y no es nada difícil. Sólo hay que proponérselo.

1- Buscar el objetivo de tu cambio. ¿Has encontrado un problema en tu aula? ¿En tu centro? ¿Entre alumnos tuyos? ¿Con los padres? Escribe el objetivo de lo que quieres mejorar, y añade una fecha límite de realización. Esta parte me encanta. Yo renuevo mis objetivos cada junio. Los imprimo y los coloco delante de mi mesa de escritorio. Objetivos generales, pero como son a un año vista suelo ser muy optimista y me vengo arriba. Menos mal que el cansancio acumulado en junio es significativo y me hace bajar un poco a la tierra. Personalmente separo mis objetivos dependiendo del ámbito al eje están dirigidos.

2 Tienes claro lo que quieres conseguir, tu objetivo, pero te falta saber cómo lo vas a hacer. Cuál es la manera en la que vas a llevar a cabo ese cambio. ¿Es una manera viable?¿Es una locura? Lo mismo has apuntado demasiado alto. Lo que sí que te puedo decir, y por experiencia propia es que, si crees que te has excedido en tu objetivo no lo desestimes. Significa que para llegar a ese objetivo tienes que cumplir otros más cercanos. Hacerlo paso a paso. No es que sea un objetivo imposible pero al hacer los fáciles primero luego el que parecía muy lejano se vuelve más factible.

3-¿Qué necesitas para hacerlo posible este cambio educativo? Piensa en los recursos que necesitas. Tienes que tener bien claro si lo que quieres Requiere el consumo de recursos materiales no pueden ser material fungible o dinero o bien un aula punto o por el contrario que quiere recursos personales Como tú implicación personal o bien la implicación personal de otro compañero, es decir, se requiere más tiempo del que estas apadrinado a utilizar durante tu día a día.

Si vas a necesitar dinero para llevarlo a cabo la experiencia personal me dice que no dudes en pedirlo, eso si, previo estudio y comparación hecho de otras posibilidades gratuitas y otras opciones, de manera que justifiques el desembolso que quieres llevar a cabo.

Muchas veces nosotros mismos nos ponemos los límites y desestimados proyectos porque pensamos que el director nos va a decir que no. Mi consejo es que si no eres el director, no decidas por él.


4- Hazlo. Lleva a cabo tu micro cambio educativo. Ha llegado el momento. Ponte manos a la obra. Informa a tus superiores, y también a tus compañeros y pídeles opinión.
Pero no pienses que te van a apoyar 100 % porque normalmente no irán guiadospor la emoción del cambio.
Otro consejo que te doy es que documentes todo. Echa fotos, toma notas, apunta nuevas ideas que te vayan diciendo por el camino. Pero bajo ningún concepto, desesperes. Esta profesión es de ensayo-error y hay veces que sale bien y veces que te das cuenta de que no era la mejor manera. Hay personas que no toleran la frustración del fracaso. A esas personas yo les diría: no ha caído en saco roto… Por lo menos hemos aprendido lo que no hay que hacer. Siempre que cocino con mi mujer al terminar le pregunto que si ha estado buena la comida. Ella muy pudorosa siempre dice que si. Pero la respuesta que me da la clave es, ¿para repetir?.

 Lleva a cabo tu micro cambio educativo

5- Una vez terminado el proceso llegó el momento de evaluarlo. Los propios alumnos son muy buenos evaluadores, pero normalmente bastante crueles. Los padres sí te pueden dar un punto de vista totalmente diferente, e incluso te cuentan las confidencias que sus hijos le han dicho en casa. Es muy importante incluir a los padres dentro de cualquiera de los procesos.

6- Ya ha pasado todo, todo terminado y solo queda revisar las evaluaciones. Reflexionar sobre el camino trazado. Y hacerte las preguntas
• ¿Como ha salido?
• ¿Para repetirlo?
• ¿Qué partes voy a modificar o suprimir?
• ¿Qué partes voy a mejorar?
• ¿Qué objetivo me planteo para el año que viene?
7- Y con esta última pregunta se llega a este último paso, quizás el más importante de todos. Ya que sin él no puede haber cambio educativo, ni micro cambio, ni nuevos proyectos ni ideas. El paso 7 es: volver al paso 1 . Vuelve a plantearte cosas. Vuelve a cuestionarte procesos. Vuelve a buscar cambios centenarios. Vuelve a pensar.

Para finalizar este proceso de cambio educativo una última reflexión. Todos los docentes inquietos tienen la cereza de que es necesario que la educación tal y como la conocemos tiene que cambiar. Se ve en las salidas profesionales, en las carreras universitarias obsoletas, en la especialización del mercado laboral. Pero todo esto o puede llevarse a cabo si no se empieza desde abajo. Tenemos la posibilidad de hacer que nuestros alumnos sean las personas educadas, inteligentes y autónomas que necesita el planeta. Y si no es eso, por lo menos que sepan adaptarse a las diferentes etapas de la vida que les vaya llegando.

Espero que te haya gustado este post y que haya removido una parte del docente inquieto que llevas dentro. ¿Te ha gustado este post? ¿Para repetir? Si es así me encantaria saberlo para seguir con este proyecto.